colef

Viven 15 mil mujeres indocumentadas en el Condado de Webb: Colef

Félix Diéguez

NUEVO LAREDO, TAM.- Para ellas el espacio en que se mueven es muy reducido, siempre con temor debido a que viven entre dos fronteras, una la real y visible el Río Bravo la otra los puntos de chequeo en las carreteras.

Son aproximadamente 15 mil mujeres que viven en el sur de Texas, todas ellas indocumentadas y sin posibilidad de integrarse socialmente.

Son mujeres indocumentadas a las cuales se busca se integren socialmente, ellas llegaron a Estados Unidos sin permiso de residencia y viven en esa región, comentó Blanca Vásquez, investigadora del Colegio de la Frontera (COLEF).

“Siempre se asume que la llegada de migrantes a un nuevo país, puede parecer un proceso sencillo, pero la realidad es que es algo más complejo, la integración principal en lo económico, laboral y socialmente es una parte integral de este proceso, pero se requieren espacios para formación de la familia y también en forma personal”, añadió.

La posibilidad de ser de la comunidad, dijo es muy escasa no solo por ser indocumentadas, sino porque están entre dos fronteras muy difíciles de cruzar, aseguró la investigadora.

Una de esas fronteras, es la natural entre los dos países, comentó la otra se refiere a los muros invisibles que existen en el Estados de Texas, son los llamados puntos de chequeo o revisión.

“Estas mujeres han pasado décadas, viviendo en un espacio muy reducido, por ello Colef a través de un trabajo, desea saber cómo viven esto, como ha sido su lucha por integrarse a la sociedad, porque la realidad es que viven en temor constante, son un grupo de población muy vulnerable”, afirmó Blanca Vásquez.

En Estados Unidos viven 11 millones de personas indocumentadas, en Texas se calcula que hay cuando menos un millón 470 mil de ellas, pero en el condado de Web se calcula hay 30 mil personas, 47 por ciento de la última cifra son mujeres, enfatizó.

Se pretende que este estudio cualitativo, señaló permita conocer sus historias, como viven su día a día, saber de sus experiencias de vida.

“Hacer evidente esta situación de las mujeres indocumentadas en el Condado de Webb, una vida de exclusión y aislamiento, pero mucho más grave, incluso llegaron procedentes de México, buscando otra forma de vida, pero aquí reproducen sus roles tradicionales de género que viven en su país de origen y lo han traído a este país, viven constreñidas todas ellas”, concluyó la investigadora del Colef.