Viaja cientos de kilómetros para cuidar a su hijo enfermo; busca llevarlo a Veracruz

Félix Diéguez / Bravo Noticias

NUEVO LAREDO, TAM.- No cabe duda, que el amor de los padres hacia sus hijos no tiene límites, esta es la historia de uno de ellos que ha viajado cientos de kilómetros para venir a esta frontera a cuidar a su hijo enfermo, ahora busca ayuda para poder llevarlo a su lugar de origen. Sin importarle sus 75 años de vida, mucho menos la distancia, un padre viaja cientos de kilómetros para estar cerca de su hijo que esta enfermo en esta frontera.

Su nombre es Teodoro Chagala, originario de Catemaco, Veracruz., y que con todo el dolor que le causa la terrible enfermedad de su hijo, Nahum Chagala Llano de 48 años de edad, pide ayuda a la comunidad para llevarlo consigo a su tierra.

“Desde hace muchos años mi hijo se vino para Nuevo Laredo, siempre trabajo y hasta tiene una pareja, pero desde hace tres años le detectaron diabetes, ahora se la ha complicado terriblemente al grado que ya ni siquiera puede caminar, ha estado hospitalizado en el Especialidades, con ayuda de algunas personas, pero resulta muy caro al igual que las medicinas”, comentó el afligido padre.

Los gastos de la clínica fueron sufragados por algunas buenas personas, ahora lo que el quiere, al igual que su hijo y su pareja, es irse todos juntos hacia Catemaco, ahí lo podrían cuidar mejor.

Es por ello que con mucha pena, comentó don Teodoro pido ayuda a la comunidad de Nuevo Laredo para trasladarlo a casa, no cuentan con el suficiente dinero para pagar los pasajes.

“Sabemos que en Nuevo Laredo hay muchas personas buenas y les pedimos nos apoyen para poder viajar de regreso a Catemaco, la esposa de mi hijo trabaja, pero no es suficiente lo que gana para la compra de medicinas, ahora mi hijo esta muy delgado y no puede caminar, me siento muy triste por todo esto”, comentó Teodoro Chagala.

Las personas que tengan la intención de ayudar a estas personas, pueden llamar al teléfono 294 1098591, o bien acudir a su domicilio ubicado en la calle Belden esquina con Reynosa, un edificio de departamentos de color naranja.

Esta es una de las historias que se viven en cualquier ciudad, se puede hacer a un lado, ignorarla o bien buscar a este padre que lucha por llevarse a su hijo que se encuentra enfermo.