Reparten migajas a afectados por inundaciones

Enrique Rivas Cuéllar, no supo, no quiso o no pudo enfrentar la contingencia meteorológica que devastó a gran parte de Nuevo Laredo, y sus subalternos a cargo de los diferentes puestos claves de su administración, en lugar de hacer una profunda reflexión por su escasa participación en las tareas de prevención, se pusieron al tú por tú con los ciudadanos en las redes sociales, diciendo que los neolaredense habíamos tenido la culpa por tirar tanta basura, estos empleados nuestros, groseros, prepotentes y respondones como criadas oaxaqueñas, deberían de tener mayor cuidado de cómo se dirigen a sus patrones, y es que estos prófugos de la secundaria nocturna o con maestrías patito en la UAT y doctorados fakes en la hoy extinta (gracias a Dios) Valle del Bravo, no tienen la sensibilidad política para entender que aunque tengan la caja de las galletas en su poder, no son dueños de la ciudad y de ninguna manera son adalides de la democracia, por si fuera poco todo este margayate, el alcalde Rivas ha salido a decir en una conferencia de prensa ante los periodistas amañados que siguen cobrando (poco pero siguen cobrando) en la nómina de Comunicación Social, que son más de diez mil familias las afectadas por las “lluvias atípicas” como dicen estos políticos con sus eufemismos pendejos, y su propuesta es la más absurda que yo haya escuchado jamás, “no se puede tomar dinero público para solventar este problema” y todos los seres pensantes que escuchamos semejante declaración nos quedamos con cara de “qué chingados está diciendo este señor, si Nuevo Laredo tiene una partida presupuestal de ocho mil millones de pesos anuales” y su brillante solución al problema es hacer una coperacha entre su comparsa de lambehuevos, según sus dichos, el edil ha hecho cuentas y asegura que con el 25% de los salarios de cada empleado de mandos medios para arriba, con eso bastará para todos los gastos de recuperación del patrimonio de las miles de familias damnificadas, yo no sé si sea una mala broma de este panista converso, o lo dice en serio, no sería mejor que a partir de este momento se dejaran de organizar tantas pachangas multitudinarias como la de El Grito que dicen los que estuvieron del lado de los organizadores que tiraron la casa por la ventana y que hubo de todo para celebrar, además no creo que la contratación de Paquita la del Barrio y del grupo Duelo les haya costado dos pesos, en el muro de mi amiga Lety Meneses leí un cartel en el que anuncian a Celso Piña y su ronda Bogotá que se presentará el siete de octubre en el monumento a Juárez, que por favor se cancele ese estúpido evento, que en este momento los ciudadanos no están para fiestas, a Rivas se le está haciendo bolas el engrudo y ni él mismo ha de saber qué hacer para salir de este atolladero, y para colmo de males su círculo cercano de confianza en lugar de ayudarlo con comentarios sensatos se han dedicado a echarle flores a su gran liderazgo municipal y a pedorrear a los ciudadanos que con justa razón le han reclamado a Enrique Rivas su falta de carácter para dirigir y administrar los destinos de Nuevo Laredo, yo le aconsejo a Rivas qué primero amarre a sus perros para que no muerdan la mano que les da de comer, y que si algo tienen que decir al respecto de su jefe, que lo hagan en lo íntimo y personal, pero sobre todo que no ataquen e insulten a la gentita del pueblo que finalmente y aunque estos chompiras no lo vean de tal manera, son los únicos y verdaderos dueños hasta de las bancas del parque… Dicen que mañana se viene otra andanada de lluvia, espero que nuestros empleados municipales ya hayan recogido toda la basura de las calles. Ya dije