Mauro Zárate, el inamovible de Boca en 2019

“Hay que jugar en función de Mauro. Tiene que tener socios en el juego corto porque siempre intenta resolver en el uno contra uno. Lo que yo quiero es que no se quede aislado del circuito colectivo. Si le damos la profundidad por afuera y la sociedad en el espacio reducido, ahí le sacamos provecho a todas las bondades que tiene”. La explicación la da Gustavo Alfaro y funciona como un reconocimiento ante el pedido popular: Zárate debe ser titular en Boca.

MZ volvió a jugar un partido decisivo, como a lo largo de todo este nuevo ciclo, en Ibagué ante Deportes Tolima. Hizo el 2-1 tras una gran jugada con Benedetto y se generó no menos de tres situaciones clarísimas en ese primer tiempo que no terminaron dentro del arco gracias a una actuación estelar de Álvaro Montero. Si su ausencia entre los once respondía a una necesidad táctica que podía solucionar Tevez, el ex-Vélez demostró una vez más, ahora gracias a la lesión del Apache, que el equipo no puede darse el lujo de tenerlo más tiempo en el banco de suplentes.

El delantero lleva ya diez tantos y cinco asistencias en 23 partidos, es decir que participó directamente de 15 goles sobre los 36 que lleva el Xeneize en el semestre (poco más del 41%). Pero esa cifra puede aumentar fácilmente si se contabilizaran otras jugadas, como el 1-0 de Wanchope Ábila ante Estudiantes de Río Cuarto en la Copa Argentina o el gol en contra de Alex Silva de Jorge Wilstermann, en la que él cabecea la pelota antes de que le rebote al futbolista brasileño del conjunto boliviano.

“Le doy la libertad para que parta desde la izquierda, pero tiene que ser su punto de partida. Parte como un extremo, puede asistir como un enganche y puede definir como un nueve”, fue el elogio del DT. Y hacia allí apunta Alfaro sus cañones de cara al sprint final.

Fuente: es-us.deportes.yahoo.com