La rifa del auto Cavalier para recabar fondos para la operación de Layla se llevará a cabo el 31 de diciembre. / [Felix Dieguez/Bravo Noticias]

La pequeña Layla espera paciente la hora de su operación

Félix Diéguez

NUEVO LAREDO, TAM.- Esta mañana en su hogar, allá en la colonia Francisco Villa, Layla nos permitió tomarle unas gráficas, luce contenta, tranquila esperando la hora en que los médicos decidan dar su anuencia para que sea opera.

Solo falta que el hospital Los Ángeles de su anuencia para que de un momento a otro se lleve a cabo la operación de Layla Alquicira Pardo.

Como se recordará Layla, padece parálisis cerebral, por lo que se mantiene regularmente en una sola posición, situación que le acarreo un desgaste en la cadera, y que amenaza con convertirse en una lesión muy seria.

“Es necesario practicarle una operación para insertarle una placa, la cual ya tenemos y solamente falta que el director general de ese hospital decida dar su anuencia para que la operación se lleve a cabo, el doctor responsable de la cirugía me comento que la autorización podría darse incluso el día 31 de diciembre, pero eso no importa, lo que más deseo es que operen a mi hija”, comentó Marilu Pardo Moreno, madre de Layla.

Las gastos que se generen en la operación, serán sufragados por los padres de Layla, han realizado diversas actividades para recabar fondos y ya casi completan el costo total de la intervención, afirmó la madre.

La rifa del auto Cavalier, se realizará el 31 de diciembre, en el cual van a participar solamente los boletos que hayan sido pagados, afirmó Pardo Moreno.

“Agradecemos infinitamente a las personas que se comunicaron con nosotros para apoyarnos en esta lucha por lograr la operación de mi hija, muchos compraron sus boletos, otros desafortunadamente se llevaron boletos, apartaron, incluso una persona del ayuntamiento dijo que quería un talonario y hasta la fecha no los ha pagado”, enfatizó.

Es por ello que la rifa se celebrará el 31 de diciembre, en la cual van a participar solamente los boletos que hayan sido liquidados, el resto serán inutilizados, concluyó.