recorridos juan de dios

Juan de Dios coincide con la gente en la visión de país que quiere

Agencias

NUEVO LAREDO, TAM.- Juan de Dios Juanes Carrizales sigue conectando con la gente, a través de algo tan aparentemente sencillo como el sentido común, pero que pareciera ajeno a la mayoría de los contendientes por la diputación federal para el primer distrito de Tamaulipas.

Juan de Dios recorre de manera intensiva las colonias de Nuevo Laredo para escuchar a la gente y exponerle sus propuestas de agenda, una vez que llegue al Congreso de la Unión. Este viernes caminó las calles de la Nueva Victoria y en un receso fue entrevistado por la prensa y una de las preguntas fue sobre lo que le dice o pide la gente.

“Nos plantean un panorama que aunque ya sabemos, porque es de sentido común, es importante escuchar. Recalcan lo evidente, que las cosas no están funcionando, que la ciudad tiene necesidades que no se atienden, que los presupuestos se destinan más a propaganda que a obras”, señaló el abanderado priista.

Añadió que precisamente no ignorar lo que muestra el sentido común, lo que se percibe de manera evidente, es lo que hace coincidir su visión con la de la gente del distrito uno.

“Nosotros les hablamos con honestidad, con transparencia y eso es valorado por la gente, por eso seguimos sumando votantes a nuestro proyecto, porque demostramos que no cerramos los ojos a una realidad que nos pega todos los días en la mesa, en los bolsillos, en la salud, en las oportunidades de trabajo y de estudios, en la tranquilidad en las calles y en los hogares y sabemos que eso tiene que cambiar para bien”, recalcó Juan de Dios.

Reconoció que la juventud está muy decepcionada, al no avizorar un futuro a veces ni a corto plazo y eso la ha llevado al desencanto de la política y ala incredulidad de las promesas. “Por eso nuestra meta principal es convencer a los jóvenes de la importancia de participar con su voto para mejorar las condiciones del país y de nuestra ciudad, porque es nuestro presente y nuestro futuro lo que está en juego. Y no vamos a convencer con promesas, sino con propuestas factibles y claras, con compromisos realizables”, expresó.

Juan de Dios, vinculado siempre a la clase trabajadora desde su más temprana juventud, conoce los problemas de los jóvenes, sus necesidades y sus esperanzas y sobre todo que tienen que tener representación en los centros de tomas de decisiones nacionales; de ahí que sea importante que jóvenes lleguen a las diputaciones federales.

“Tenemos una nueva visión de las cosas y de cómo hacerlas y estas coinciden con las de la gente. Por eso sentimos cada día una mayor respuesta y apoyo y si nos dan la oportunidad de representarlos, no les vamos a fallar” asentó.