autoservicio

Inegi, antes verdades, hoy mentiras

Feliciano Diéguez

NUEVO LAREDO, TAM.- Jefes de familia de Nuevo Laredo, preguntan al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en donde están las empresas que pagan 4 mil pesos semanales.

Desde su creación el INEGI se convirtió en un dolor de cabeza para el gobierno federal, al dar a conocer información relativa a la economía, salud y vivienda de la población, información que por cierto estaba sustentada por verdadero trabajo de campo.

“La información proveniente del INEGI, de alguna forma ponía en evidencia al gobierno federal, que regularmente ofrece datos y cifras que no concuerdan con la realidad de la población mexicana, durante años la federación buscó que la información del instituto fuera concordante con lo dicho por ellos”, comentó Fernando Hinojosa Contreras, economista de la localidad.

La última información sobre los ingresos de las familias tamaulipecas que saca a la luz el INEGI, dice que durante el primer trimestre del 2016, y a través de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos delos Hogares, fueron de cuatro mil pesos semanales, añadió.

Si se analiza el estado actual de los empleos en maquiladoras, tiendas de autoservicio, farmacias de cadena, se observa un incremento importante de la rotación del personal, misma que se origina por los salarios que oscilan entre los 600 a 800 pesos por semana.

“Ese es el motivo de la rotación, los pobres salarios que no satisfacen las necesidades de una persona, mucho menos lo harán con las de una familia completa, es entonces que surge la pregunta, de dónde saca esa información el INEGI, salarios de cuatro mil pesos semanales solamente un profesionista, director de alguna área de gobierno, pero un trabajador común y corriente posiblemente devengue esa cantidad con el trabajo de un mes”, enfatizó.

Con esto el INEGI pierde credibilidad, es muy claro que el gobierno federal decidió que la información que de ahí emane, debe ser similar a los números que dictan las altas esferas gubernamentales, aunque estén totalmente alejadas de la realidad.