atleta5

[GALERÍA] La velocidad y el vuelo, sus pasiones

Félix Diéguez

NUEVO LAREDO, TAM.- Después de ganar su primera medalla, a los seis años de edad, sintió algo diferente, desde ese momento le nació un propósito de vida personal, se dio cuenta que la pista era un santuario para ella.

En forma oficial está dentro del atletismo desde los 8 años de edad, pero fue a los 6 cuando gana su primera medalla que la hizo sentir diferente, pero que también disfruto mucho, empezó a entrenar de lunes a viernes con la maestra Sandra y con niñas mayores que ella, comentó Carolina Martínez, velocista en 100 y 200 metros planos, prueba en que ha participado en estatales y nacionales, además de salto de longitud, disciplina en la cual tiene metas que cumplir.

Precisamente a un lado de la pista, esa que considera un santuario, realizamos esta interesante entrevista, ella dispuesta, con esa sonrisa franca, mientras preparaba sus arreos para entrenar, tuvimos la oportunidad y la satisfacción de platicar con Carolina, sobre diversos aspectos de su vida.

“El deporte es algo maravilloso, se viven experiencia únicas e increíbles, el ver equipos de niños y jóvenes que ya son atletas, algunos nacen ya con esa disposición para el atletismo, otros hay que formarlos y ayudarles a descubrir sus habilidades y entusiasmo, sentir que dentro de uno se encuentra Dios”, añadió Carolina.

Su vida, es la escuela y atletismo, ahora ella misma dice ser Caro, la que corre puesto que así la conocen desde la primeria, secundaria, preparatoria y universidad siempre corriendo, compitiendo.

Muchos de sus premios los ha llevado a la escuela, le han hecho documentales y sus padres siempre le han apoyado desde niña, agregó.

“Más adelante me pidieron que me dedicará a los estudios por completo, yo que tengo la personalidad de los dos, nerviosa por mi madre y decidida por mi padre, los convencí para seguir compitiendo y estudiar al mismo tiempo, el competir deja emociones, aunque solo es satisfacción, llega un momento de tu vida que tienes ambición de crecer en todos los ámbitos”, expresó la espigada atleta.

Ocupada siempre, Martínez Cervantes, dice ser en la actualidad parte de la Asociación de Ex Atletas de Nuevo Laredo, labora en el Instituto Municipal de la Mujer, está en el Foro de Mujeres del Consulado, forma parte de la agrupación Mahalo que se dedica a la concientización de las personas para evitar el maltrato animal, entre muchas otras actividades.

Llega el momento en que te olvidas de ti mismo, señaló ella se considera optimista, terca, decidida, insistente porque la constancia es importante en la vida, afirmó.

“Yo estoy en sintonía y con el entusiasmo de la maestra Yolanda Hernández, presidenta de Ex Atletas que nos contagia a todos, creo que todo se puede hacer, solo basta cambiar perspectivas, formas de ver, generando empatía,”, aseguro Carolina.

Lectora constante, comenta que antes leía por estudiar, ahora lo hace por placer lee mucho, porque le gusta ser fuente de cambio y de esperanza, por ello la frase de Francisco de Asís, “Haz de mi un Instrumento de Paz”, la siente como propia.

Durante 5 años campeona estatal en 100 y 200 metros, también ha competido en relevos 4×100, ha participado en regionales desde el 2008 al igual que en nacionales, donde en el 2012 fue el último en que compitió.

“He pasado de todo, hasta un veto porque no estaba en condiciones de competir y corrí los 100 metros casi trotando, eso me deprimió, porque era la carta fuerte de Tamaulipas en cuatro pruebas, ahora tengo metas, me he propuesto saltar los 6 metros en longitud, actualmente mi mejor marca es de 5.56 metros”, enfatizó.

Ha llegado el momento de entrenar, Carolina se ha colocado los arreos y se prepara para entrenar, antes de hacerlo, quiere dejar un mensaje para los jóvenes, a quienes dice, las oportunidades ahí están, se presentan y hay que estar lista para tomarlas.

“Tengo objetivos, quiero dar la marca de 6.70 metros en longitud, quiero estar entre las mejores del país, en el nacional juvenil y de primera fuerza se requieren marcas para estar ahí, lo voy a lograr, la temporada inicia en febrero, ayer salte 5.40 pero falta tiempo para las competencias fuertes en el mes de junio, estoy confiada para lograrlo”, concluyó Martínez Cervantes.

La amena plática concluyó, Carolina se encamina a la pista de tartán del estadio de la Unidad Deportiva Benito Juárez, su santuario, el lugar donde entrena para alcanzar sus sueños, y ahí la vemos en la salida, con toda la decisión que ella ha sabido imprimir a su vida personal y de atleta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.