Si realmente quieres hacerle un bien a tus mascotas, evita fumar en tu casa o en el espacio donde vivan y si también quieres ver por ti, deja de fumar. / [Cortesía]

Fumas y tienes mascotas? ¡Cuidado, les estás haciendo daño!

Agencias

MÉXICO.- Cualquiera pensaría que el humo del cigarro puede ser inofensivo para las mascotas; sin embargo, está comprobado que al fumar cerca de ellos, les estamos haciendo un gran daño.

El ‘humo de segunda mano’ es la combinación del humo que sale del extremo de un cigarrillo encendido y el que exhala la persona que fuma, aunque este también es inhalado por quien esté cerca. Pero eso no es todo, según la organización SmokeFree, existe el ‘humo de tercera mano’, los residuos del humo que contaminan la piel, las alfombras, la ropa, los muebles y sí, a tus mascotas.

Este tipo de humo se impregna en zonas comunes, así que si eres un dueño fumador, tus mascotas tendrán niveles significativamente más altos de cotinina (un componente de la nicotina) en su sangre. ¿La razón? su pelo se contamina y por lo tanto, al lamerse, ingieren la sustancia.

Según Carmela Stamper, de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), el tabaco afecta a un perro dependiendo el tamaño de su nariz; en cuanto a los gatos, ellos tienen el triple de riesgo de padecer linfoma, un cáncer del sistema inmunitario.

Si realmente quieres hacerle un bien a tus mascotas, evita fumar en tu casa o en el espacio donde vivan y si también quieres ver por ti, deja de fumar.

Y si pensabas que los cigarros electrónicos tampoco les hacían daño, estás en un error. Aunque no contienen tabaco o emiten humo como los tradicionales, representan un riesgo significativo para las mascotas por los niveles de nicotina que contiene el líquido que se usa, los cuales equivalen a 2 o 3 cigarrillos, y los de recarga concentrados contienen 10 veces más nicotina o más.

Además, el olor y el sabor del líquido es atractivo para los animales, tendrás como resultado una tentación mortal para los consentidos de la casa. Y si crees que tu mascota está intoxicada, debes estar atento a los síntomas como babeo excesivo, vómitos, diarrea, agitación, parálisis y acudir a tu médico.

Fuente: Yahoo