abuelitos pascua

Adultos mayores abandonados, pueden reclamar pensión de sus hijos

Félix Diéguez/Bravo Noticias

NUEVO LAREDO, TAM.- Cientos de adultos mayores que procrearon hijos y tuvieron familia, hoy viven en la calle trabajando duramente para sobrevivir.
Los jueces de lo familiar están instruidos para atender a los adultos mayores que requieran manutención de sus familiares, otorgándoles incluso el servicio de un abogado.

De acuerdo al Código Civil para el Estado de Tamaulipas, y en base al artículo 277, el que los adultos mayores que carezcan de capacidad económica, tienen todo el derecho de exigir manutención a sus familiares, comentó Manuel Galván Almendares, abogado de profesión.

“Si carecen de los necesario para sobrevivir, ese derecho les permite exigir la manutención, por ello se establece en su Artículo 282 que los hijos están obligados a dar alimentos a los padres y que a falta o por imposibilidad de los hijos, lo están los descendientes más próximos en grado, esto serían los nietos”, añadió.

El Código Civil para el Estado de Tamaulipas establece que la manutención de los ancianos, comprende alimento, vestimenta, atención médica y una vivienda digna, existen abuelos que por su condición actual, se encuentran en desventaja de conseguir un empleo, agregó.

Esto origina que no cuenten con los recursos para sostenerse y en algunos casos ni con el apoyo de sus familiares para solventar sus gastos personales, indico al abogado.

“Debido a ellos muchos de estos adultos, deciden pedir monedas en las calles, por lo tanto una persona de la tercera edad que se encuentren en esta situación de vulnerabilidad, no requiere de un abogado para exigir lo que por derecho le corresponde, puede acudir directamente con el Juez de lo Familiar en el Palacio de Justicia, ubicado en el municipio libre”, aseguró Galván Almendares.

La demanda comienza a efectuarse una vez que el afectado manifieste al reclamo de la manutención alimentaria, usted puede contratar a un abogado o demandar gratuitamente que el estado le proporcione uno de los que emplea para ello, todo ello sin costo alguno, incluso el juez de lo familiar lo orientará.