Gonzalo Alemán Salomón

A pesar de padecer poliomielitis desde los 5 años, busca establecer su propio negocio

Félix Diéguez

NUEVO LAREDO, TAM.- A pesar de que desde la edad de 5 años padece la terrible poliomielitis, ahora busca establecer su propio negocio en la reparación de frenos de aire.

Con 20 años de experiencia en ese rubro de la mecánica, Gonzalo Alemán Salomón quien tiene 50 años de edad, ha trabajado siempre para un patrón a pesar de su discapacidad, ahora busca un financiamiento que le permita tener su propio taller.

“Recuerdo que hace tres años cuando falleció mi esposa, caí en un estado depresivo que me hizo perder el empleo y enfermarme de otras cosas, todo ello se me junto y tuve que dejar el trabajo, hoy a pesar de que he continuado enfermo, vuelvo con renovados bríos para trabajar en lo que es mi especialidad, los frenos de aire”, afirmó Alemán Salomón.

Este trabajo incluye todo lo relacionado con los frenos de aire, como es el compresor, las válvulas, rotochamber, mangueras y conexiones todo ello de carros pesados, afirmó.

Alemán Salomón, se enteró que en la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA) es posible bajar recursos de los programas federales y acudió en busca de información al respecto.

“Ya tengo tres años viviendo en casa de una de mis dos hijas, ella está casada y me ha dado la oportunidad de vivir ahí, pero creo que ya es tiempo de que ponga algo de mi parte y por ello he decidido salir a buscar la oportunidad de reintegrarme al trabajo, pero también tengo muchas ganas de tener mi propio taller”, afirmó.

Igualmente está abierto a trabajar en cualquier taller, solo espera que le brinde la oportunidad, aunque después intentaría contar con su propio taller y tener un ayudante que le apoye en subir y bajar las piezas que el mismo repararía.

Alemán Salomón, comentó que desde niño ha estado en la silla de ruedas, debido a que le “pego” la poliomielitis, aunque eso no es impedimento para que pueda trabajar.

Acompañado de su hija Karen de 17 años de edad, quien también padece una discapacidad auditiva, ella también quiere trabajar para apoyar a su padre y a la casa, por ello ambos recurren a las personas buenas que hay en la ciudad, su domicilio es Jesús Cárdenas número 222 colonia Haciendas de la Concordia teléfono 8671782286, donde esperan que los busquen o les llamen.